*

Goulash húngaro

Al estilo Rosina Ramos

Porciones: 6 | Tiempo: 30 min

Ingredientes receta
  • harina al gusto
  • 2 litros de caldo de res
  • pimienta al gusto
  • sal al gusto
  • 1 cucharita de pimentón picante
  • 2 cucharadas de pimentón dulce
  • 1 pieza de pimiento rojo
  • 2 piezas de jitomate
  • 2 piezas de papa
  • 3 piezas de cebolla
  • 50 gramos de manteca de puerco
  • 1 kilogramo de pulpa de ternera
Utensilios
  • tabla para picar
  • cuchillo
  • cacerola
  • estufa
  • Pala
Modo de preparación

Corta la carne en dados de 2 a 3 cm. 

Salpimienta y enharina ligeramente. Reserva.

Calienta la manteca en una cazuela de fondo grueso. Cuando se derrita añade la carne y deja dorar a fuego vivo unos minutos, removiendo para que se dore por igual. 

Así conseguimos sellar la carne y evitar que pierda su jugo.

Aparta la carne para recoger los jugos de cocción que vaya soltando. Reserva. En la misma grasa en la cazuela, saltea las cebollas picadas en juliana fina, a fuego moderado para que queden tiernas. Añade los jitomates pelados y en trozos y el caldo o agua.

Calienta y añade la carne con los jugos que haya soltado, el pimentón dulce y picante y el pimiento rojo en dados. Lleva a ebullición, tapa y deja cocer a fuego lento dos horas o hasta que la carne quede muy tierna. A media cocción añade las papas peladas y cortadas en dados gruesos.

La versión básica de este plato lleva sólo carne, cebolla y manteca salteadas con un poco de agua y pimentón, indicativas del origen humilde de este guiso. El secreto de un excelente goulash es la calidad del pimentón, que si no es húngaro podemos usar uno de calidad, como pimentón de la Vera que tiene un toque ahumado delicioso.

Sirve el goulash húngaro como plato principal, acompañado de pan. Si te gusta más caldoso, aumenta la cantidad de caldo del guiso y toma como sopa. Añade un poco de crema agria al servir. Hay quien añade crema líquida a la salsa para espesarla, pero no es lo tradicional.