*

Rompope

Al estilo Sonia Ortiz

Porciones: 20 | Tiempo: 1 hrs, 0 min

Ingredientes toda la receta
  • 2 litros de leche de vaca
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 1 vara de canela entera
  • 1 taza de azúcar blanca
  • 1/8 cucharita de nuez moscada
  • 1/8 cucharita de bicarbonato de sodio
  • 4 piezas de clavo de olor
  • 8 piezas de yema de huevo
  • 1/2 taza de ron o brandy
  • 1 pizca de sal
Utensilios
  • olla gande honda
  • estufa
  • Pala de madera
  • colador
  • embudo
Modo de preparación

Calentar la leche en la olla a fuego alto junto con el bicarbonato. Cuando suelte el primer hervor, bajar la lumbre y añadir el azúcar, la sal, la canela, la nuez moscada y los clavos de olor. Mover constantemente con la pala de madera para evitar que se pegue.

Después de 30 minutos aproximadamente, cuando se haya evaporado la mitad del volumen inicial de leche, retirar del fuego.

Batir las yemas en un tazón con el globo. Añadir una taza de leche caliente y batir vigorosamente con el globo hasta incorporar bien. Agregar las yemas batidas al resto de la leche y continuar calentando a fuego lento sin dejar de mover hasta que tome una consistencia espesa, aproximadamente 30 minutos.

 Retirar del fuego y pasar por un colador. Vaciar la mezcla en un tazón metálico o de vidrio y colocar dentro de otro más grande con agua y hielo para enfriar la mezcla.

Una vez frío, añadir la vainilla y el ron. Con la ayuda de un embudo, colocar dentro de una botella de vidrio esterilizada (se puede hervir en agua o lavar bien con alcohol). Tapar muy bien y agitar fuertemente para incorporar los líquidos.

El rompope bien envasado tiene caducidad aproximada de cinco meses en refrigeración y de tres meses en un lugar fresco a temperatura ambiente. Servir como aperitivo en copas pequeñas o tequileras. Se puede servir en un vaso o copa más grande con hielo picado. Se utiliza también para envinar pasteles, elaborar raspados o betunes. Puede agregar al rompope el sabor de su preferencia, así como agregarle almendras, nueces o piñones, mismos que deben licuar con la leche antes de ponerla a hervir.

Paso a paso
S 4093 1475629497

Paso 1

Ingredientes: 2 litros de leche de vaca 1/8 cucharita de bicarbonato de sodio 1 taza de azúcar blanca 1 vara de canela 1/8 cucharita de nuez moscada en polvo 4 piezas de clavo de olor 8 piezas de yema de huevo 1/2 taza de ron o brandy 1 cucharada de extracto de vainilla 1 pizca de sal

 
S 4094 1475629497

Paso 2

Calentar la leche en la olla a fuego alto junto con el bicarbonato.

 
S 4095 1475629498

Paso 3

Cuando suelte el primer hervor, bajar la lumbre y añadir el azúcar, la sal, la canela, la nuez moscada y los clavos de olor. Mover constantemente con la pala de madera para evitar que se pegue. Después de 30 minutos aproximadamente, cuando se haya evaporado la mitad del volumen inicial de leche, retirar del fuego.

 
S 4096 1475629497

Paso 4

Batir las yemas en un tazón con el globo. Añadir una taza de leche caliente y batir vigorosamente con el globo hasta incorporar bien.

 
S 4097 1475629497

Paso 5

Agregar las yemas batidas al resto de la leche y continuar calentando a fuego lento sin dejar de mover hasta que tome una consistencia espesa, aproximadamente 30 minutos.

 
S 4098 1475629497

Paso 6

Retirar del fuego y pasar por un colador.

 
S 4099 1475629497

Paso 7

Vaciar la mezcla en un tazón metálico o de vidrio y colocar dentro de otro más grande con agua y hielo para enfriar la mezcla.

 
S 4100 1475629464

Paso 8

Una vez frío, añadir la vainilla y el ron.

 
S 4101 1475629462

Paso 9

Con la ayuda de un embudo, colocar dentro de una botella de vidrio esterilizada (se puede hervir en agua o lavar bien con alcohol). Tapar muy bien y agitar fuertemente para incorporar los líquidos. El rompope bien envasado tiene caducidad aproximada de cinco meses en refrigeración y de tres meses en un lugar fresco a temperatura ambiente.

 
S 4102 1475629461

Paso 10

Servir como aperitivo en copas pequeñas o tequileras. Se puede servir en un vaso o copa más grande con hielo picado. Se utiliza también para envinar pasteles, elaborar raspados o betunes. Puede agregar al rompope el sabor de su preferencia, así como agregarle almendras, nueces o piñones, mismos que deben licuar con la leche antes de ponerla a hervir.